¿Cuánto cuesta un implante dental?

Aunque llegar a perder una pieza dental puede suponer un gran inconveniente a nivel estético, e incluso funcional para la boca, y en la actualidad existe la oportunidad de solucionarlo al recurrir a un dentista con el fin de recibir una prótesis, o un implante dental.

En este sentido, cabe señalar que los implantes dentales suponen además una operación bastante sencilla, la cual podría ser realizada dentro de cualquier clínica.

Pero, ¿Cuánto cuesta un implante dental? Eso es justamente lo que busca responder este artículo.

¿Cuál es el precio de los implantes dentales?

Para comenzar, resulta esencial señalar que el presupuesto definitivo para una rehabilitación dental a través del uso de implantes, es algo que tiene que ser proporcionado de forma individual y personalizada a cada paciente.

Esto significa que el precio de los implantes dentales podría variar según no solo el estado de la salud bucodental de cada paciente, sino también de la cantidad de implantes que requiera según su caso.

No obstante, es posible señalar que en la actualidad, el precio de un implante dental unitario completo (dentro del cual se incluye tanto la cirugía, como el tornillo y la corona) suele estar entre 1.200-1.500 euros.

Asimismo, cabe decir que los tipos de implantes más comunes normalmente son los de tornillo, cilíndricos o de láminas, mientras que los materiales más usados son el zirconio o el titanio.

Ahora bien, a continuación estaremos hablando sobre los diferentes tipos de implantes dentales y el precio de los mismos; pero antes, cabe mencionar que sus precios son orientativos y variarán de acuerdo tanto al dentista que se encargue de su colocación, como de las piezas necesarias, etc.:

1.       Implantes dentales roscados

Los implantes roscados suelen destacar por ser los que más se usan actualmente; podrían encontrarse fabricados tanto en zirconio como en titanio, y poseen un precio que ronda los 380-600 euros.

Este tipo de implantes consisten en una pieza cilíndrica con rosca, la cual se encarga de sustituir a las raíces de los dientes. Para su colocación, el dentista primero eliminará los restos del diente dañado, para después introducir el implante en su lugar.

Hay que mencionar que el precio también podría variar según la marca usada, el material, el acabado final de la prótesis final y los honorarios del dentista, al igual que de la cantidad de sesiones necesarias.

2.       Implantes dentales cilíndricos no roscados

Igualmente conocidos como implantes de fricción, al contrario de las prótesis roscadas, como su nombre lo indica no van roscados.

En este caso, los implantes son introducidos dentro de la cavidad de la raíz a presión; además, disponen de agujeros con el fin de que el tejido óseo pueda crecer en su interior, logrando de esta manera su fijación final.

No suelen ser usados con frecuencia, ya que su proceso de fijación en la mandíbula suele ser bastante lento.

Así, aunque en el pasado su uso solía ser más extendido, en la actualidad la mayor parte de los dentistas apuestan por el uso de implantes roscados. En cualquier caso, su precio normalmente es de unos 400 euros.

3.       Implantes de láminas

Al igual que los anteriores, no suelen ser comunes, y suelen tener un precio aproximado de 800 euros. Estos implantes, como indica su nombre, se encuentra formado por una lámina fabricada con titanio que posee orificios.

La misma es insertada dentro del tejido óseo de manera que dicho tejido crezca a través de sus orificios, del mismo modo que los implantes no roscados, requieren un lento proceso de fijación.

Además, las láminas poseen asientos donde se colocan las prótesis, suelen utilizarse cuando los pacientes poseen un hueso alveolar muy estrecho, y no permite el uso de implantes roscados o de fricción.

4.       Implantes dentales de zirconio o de titanio

Finalmente, cabe decir que los precios que suelen tener los implantes dentales fijos fabricados en titanio o con zirconio suelen ser bastante similares, además, hay que decir que el material no lo seleccionan los pacientes, sino los dentistas de acuerdo a las necesidades de cada caso.

Asimismo, hay que señalar que la diferencia entre estos dos materiales se debe a que mientas el titanio se trata de un metal, el zirconio se distingue por ser una especie de cerámica.

Y aunque ambos poseen un nivel de resistencia parecido, se diferencia por color, ya que en el titanio es metálico y el zirconio es blanco.

En el caso de los pacientes que presentan sensibilidad a los metales, lo más probable es que el dentista apueste por el uso de implantes de zirconio; además, este material destaca por ayudar igualmente a disminuir el riesgo de rechazo, por lo que logra integrarse de mejor manera junto al hueso en aquellos casos donde suelen presentarse  dificultades en este aspecto.

De la misma forma, los dentistas podrían optar por aconsejar el uso de implantes dentales de zirconio en el caso de aquellos pacientes que sufren de retracción de encías, ya que si llegará a ocurrir en el lugar donde se coloca el tornillo, es posible que una parte del mismo  quede a la vista.

Sin embargo, debido a que este material suele caracterizarse por tener un color blanco bastante parecido al de los dientes naturales, el implante podrá ser menos visible que en el caso de los implantes de titanio.

Aunque los implantes dentales podrían ser caros, al consistir en tratamientos a largo plazo, son más rentables que otros.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *